8 de julio de 2016

Aula invertida vs tradicional

El Aula Invertida o Flipped Classroom surge a partir de las ideas de Jonathan Bergman y Aaron Sams, profesores de la Woodland Park High school (CO), quienes en 2007 grabaron sus clases en forma de presentaciones y las cargaron en la red para los alumnos que no podían asistir. 

Al poco tiempo, este método comenzó a tener aceptación y, mediante el trabajo en colaboración de numerosos profesores, se configuró en una modalidad que privilegia la discusión, el trabajo en equipo y la realización de las tareas en clase, con la participación del grupo y el apoyo del profesor. Mientras que la revisión de los materiales se realiza en casa, mediada por las TIC.

El modelo Flipeed Classroom promueve el aprendizaje a través de un ambiente cuyo énfasis radica en el intercambio.

Fuente: educacionyculturaaz.com
Tomado de Pinterest 
Quienes lo emplean con frecuencia sostienen que:
  • Aumenta la motivación durante el trabajo en aula.
  • Disminuye la frustración cuando el estudiante no puede resolver la tarea en casa, sin apoyo.
  • Contribuye a disminuir la deserción escolar
  • El docente se concentra en resolver problemas complejos, realimentar al grupo y atender  situaciones casos individuales.
Mi opinión
En principio, se percibe como un método que depende de la variable tecnológica, la cual puede no ser de calidad en algunos sitios o, simplemente, no estar disponible. Sería interesante que los aportes al modelo incluyeran alternativas de aprendizaje cuando la conexión falle.

Igualmente, podría generar excesiva dependencia del compañero para resolver situaciones. Hay que recordar que el cognitivismo propone exponer al estudiante a la necesidad de buscar alternativas de solución mediante procesos mentales que persiguen, en el sujeto, estimular el recuerdo y la recuperación de información o conocimientos previos. 

En este sentido, si bien el modelo podría beneficiar estos procesos, no está claro cómo es la elaboración posterior que debe realizar el estudiante. Qué tipo de actividades se recomiendan para la sesión presencial, cuándo el estudiante debe demostrar qué entendió y cómo puede demostrarlo, mediante nuevas elaboraciones verbales y, principalmente diría yo, escritas. 

Es decir, cómo llevar la discusión a un discurso escrito, más o menos coherente, que permita comprobar los aprendizajes. Caso contrario, se podría intuir que el modelo evalúa exclusivamente el proceso, las discusiones, sin esperar evidencias individuales de los logros alcanzados en el aspecto cognitivo.

Sin embargo, se aprecia como indudable el aporte del modelo para contribuir a disminuir el "copia y pega" de la etapa escolar y posterior. Se considera imprescindible enfatizar el valor de la discusión en clase por sobre la entrega de trabajos escritos. Esto puede contribuir al desarrollo, desde edades temprana, de actitudes éticas, como habituar al estudiante a citar autores y no apropiarse de las ideas de otros, y así combatir el plagio. 

El propósito es, entonces, promover la discusión con el fin de analizar y realizar aportes que contribuyan a entender mejor los alcances de este modelo. 
 
knewton.com
Imagen tomada del Blog de Gesvin




Licencia Creative Commons
Educapuntes por Mario Contreras se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional .
Basada en una obra en www.educapuntes.blogspot.com .