28 de abril de 2008

Currículo bolivariano

Estas reflexiones están dedicadas a los colegas docentes de la administración pública, quienes temen emitir sus opiniones, para no recibir represalias que puedan comprometer sus puestos de trabajo, ascensos o jubilaciones. Sabemos que son muchos.

Todo ciudadano nace libre y ningún gobernante tiene derecho a pretender liberarlo de cadena alguna. La labor del Estado es proveer las condiciones para que el estudiante pueda descubrir y canalizar sus talentos, y tomar sus propias decisiones que le permitan lograr su desarrollo como ser humano integral y productivo.

A continuación, se exponen algunos argumentos, consideraciones y conclusiones sobre la Jornada del Diseño Curricular del Sistema Educativo Bolivariano, la cual tuvo lugar del 31 de marzo al 4 de abril de 2008, en las instalaciones del colegio San Agustín El Marqués. El documento completo y original puede ser descargado en http://www.sanagustinelmarques.com.ve/trabajo_final_avec.doc
La intensión, es poner de manifiesto la naturaleza del pensamiento que se pretende imponer a la sociedad venezolana. No es producto de una simple apreciación que se pueda tener de este proyecto de nación; por el contrario, este análisis es surge de la lectura y discusión de los documentos presentados por el Ministerio de Educación.

En un principio, este autor consideró una pérdida total, destinar una semana de tiempo útil a analizar una propuesta, cuyas conclusiones y recomendaciones no tendrán mayor repercusión en las autoridades del Estado. Sin embargo, sí es de suma importancia poder difundir este informe a través de los medios de comunicación, tal es el caso del Internet; para que, junto a los producidos por tantos otros colegios, pueda llegar este mensaje a la mayor cantidad de padres, representantes y personas que desconozcan las intensiones de la propuesta oficial. Cualquier esfuerzo en este sentido es poco, frente al enorme reto de hacer frente a las intenciones militaristas, totalitarias y antidemocráticas del régimen de Hugo Chávez; máxime aun, cuando se trata de defender una de las bases culturales de nuestra sociedad como es la educación.

Los que enseñan sin vocación, mas que enseñar la verdad, lo que hacen es venderla al mejor postor”. San Agustín. In ps. 11,7

Una comunidad educativa debe responder a multiplicidad de ideas y pensamientos que DEBEN convivir en un ambiente de tolerancia.

El ser humano no solo actúa dentro de un contexto social, sino que también, tiene una dimensión constituida por valores universales. En la medida en que un ser humano de diluye en lo social, pierde su configuración individual; deja de ser un individuo y pasa a ser solo un componente de una masa o un colectivo, cuyo valor lo determina la totalidad del grupo. Tal es el enfoque que este proyecto tiene del supuesto “Nuevo Republicano” que pretende formar.

Los niveles de integralidad del Sistema Educativo Bolivariano (SEB), contradicen los lineamientos pedagógicos planteados por la UNESCO y representan un retroceso a lo ya logrado en el área de la educación, además de no estar acorde con la presente en ley Orgánica de Educación vigente.

Plantea la refundación de la República como fin supremo del Estado, lo cual no está planteado en la Constitución vigente.

Sataniza las corrientes conductista y cognitivista a favor del constructivismo, con lo cual demuestra un total desconocimiento de la importancia y el empleo que se le da hoy a todas las corrientes pedagógicas. Un solo ejemplo basta: la casi totalidad de los sistema de educación a distancia formales o no, utilizando las TIC’S son CONDUCTISTAS, basados en el estimulo y respuesta. Lamentablemente, la gran mayoría de los docentes públicos carecen de formación en tic’s y, ni siquiera, han podido trascender los conocimientos básicos del conductismo para poder acercarse a las diferentes tendencias del constructivismo actual. Incluso, ya se habla del pos constructivismo, representado por el contextualismo funcional, entre otras corrientes emergentes.
Los proyectos no pueden basarse solamente en los estudios realizados por Lev Vigotsky. El docente debe ser ecléctico; tener un poco de conductista, cognitivista y constructivista. Debe recordarse que se trabaja con jóvenes a quienes se debe orientar en la búsqueda de su desarrollo personal y social.

El proyecto es altamente belicista y militarista. Pretende sembrar en los niños la idea de que existe un enemigo externo que desea apoderarse del país; por lo cual, todo estudiante debe estar preparado para la defensa. Esto significa un terrorismo psicológico y perverso dentro del que se pretende formar a los jóvenes venezolanos.

El “trabajo liberador” implica crear la conciencia de desprendimiento hacia el interés monetario. Este régimen pretende cambiar la mentalidad de estudiantes y docentes, hasta el punto de que solo se aspire a trabajar por el proyecto político de Hugo Chávez. Las aspiraciones individuales de mejor calidad de vida y la obtención de mayores ingresos deben ser desterradas de la mente de padres, hijos y docentes. Según la mentalidad oficial, el individuo nace “esclavo” del capitalismo y del dinero; por lo tanto la revolución es la encargada de “purificar” este nuevo “pecado original”. Todo ciudadano nace libre y ningún gobernante tiene derecho a pretender liberarlo de ninguna cadena. La labor del Estado es proveer las condiciones para el estudiante pueda descubrir y canalizar sus talentos, y tomar sus propias decisiones que lo ayuden a desarrollarse como un ser humano integral y productivo.

Dentro de una sociedad que acepte el pensamiento abierto y divergente (libre pensamiento). Pueden existir gobiernos de diversas tendencias: socialista, social demócrata, comunistas, entre otros. Pero, ningún gobierno, elegido democráticamente, tiene derecho a definir una sociedad como socialista, y, por ende, una de sus bases culturales como es la educación. Se rechaza totalmente el término “socialista” para calificar a una sociedad democrática como la venezolana, donde siempre ha imperado el libre pensamiento.

Primer Pilar, Aprender a Crear: (Currículo del SEB, p 16-17).“Se propone que para afrontar las exigencias sociales y personales de cada etapa de la vida, el nuevo republicano (hombre nuevo) debe oponerse a las acciones academicistas, formales; se considera que el espíritu revolucionario jamás deberá oponerse a lo académico y formal”.


Para que un ciudadano logre una formación, verdaderamente integral, debe recibir información y conocimiento, tanto de su ambiente (contexto socio-cultural) como de las fuentes del conocimiento mundial, representada por lo académico y formal.

El hombre siempre será un ciudadano de su país, en este caso, ciudadano de Venezuela; un individuo en constante aprendizaje y evolución. Esta idea se opone rotundamente al concepto de nuevo republicano, lo cual no es más que un hombre formado por el Estado, a imagen y semejanza de sus líderes políticos. Este es un concepto mucho más cercano a la del “hombre nuevo”, que propone el marxismo leninismo.

Tercer Pilar, Aprender a Valorar
“El desafío es transformar la escala de valores capitalistas por una centrada en el ser humano; trascender el colonialismo eurocéntrico capitalista, con el cual fue mutilado el ser humano” (…) (Currículo del SEB p. 18)

Para los ideólogos del Currículo Bolivariano, una supuesta escala de “valores capitalistas” ha mutilado al ser humano. Hasta ahora las sociedades capitalistas han sido las más exitosas en cuanto a la posibilidad de ofrecer bienestar al ser humano, sobre todo frente a los fracasos estruendosos de las sociedades comunistas y socialistas retrógradas, donde ha imperado el capitalismo de estado y el control de los medios de producción. Estos modelos solo han traído miseria y atraso a sus pueblos

Las calificaciones hacia una “oligarquía opresora” siempre hacen referencia a escritos y pensamientos de mediados del siglo diecinueve, ignorando los avances que en materia de derechos humanos y del trabajador se han logrado en el último siglo. Actualmente, son los países comunistas, quienes mantienen los peores estándares en cuanto a condiciones laborares de sus ciudadanos.

El nuevo diseño curricular está fundamentado y orientado (…)” por los principios éticos y emancipadores del pensamientos Robinsoniano, Bolivariano y Zamorano y la formación para la defensa de la soberanía nacional.” (Currículo del SEB, p. 22).

Estos principios no están fundamentados en los derechos humanos, sino en una única ideología.

d.1.1 Orientaciones legalesLlama la atención la siguiente afirmación contenida en esta parte del diseño curricular:(…) “formación de un nuevo republicano y una nueva republicana afín con el modelo de sociedad propuesto, respondiendo con ello al nuevo modelo de desarrollo social, político, cultural y económico”(…) (Currículo del SEB, p. 36).
El currículo del Sistema Educativo Bolivariano fue diseñado respondiendo al nuevo modelo de desarrollo social, político, cultural y económico.

Este modelo no está contemplado en la actual constitución; sino que formaba parte del proyecto de Reforma Constitucional que no fue aprobada, el 2 de diciembre de 2007. Se obvia la Ley Orgánica de Educación y su reglamento; así como muchos de los convenios con la UNESCO, que deberían dar forma y sustento legal a un documento como éste.

d.1.5 Orientaciones Educativas
Según dice el documento:(…) “se asume la educación como un proceso social que se crea en colectiva y emerge de las raíces de cada pueblo como un acto político “(…) (Currículo del SEB, p.48).

Pero el hecho de que se asuma la educación como un acto político, coarta el libre pensamiento de niños y se ideologiza el proceso de enseñanza y aprendizaje.

Perfil del maestro y la maestra.Analizando las páginas 58,59 y 60, notamos que
La mayoría de los puntos se redactan de tal manera que más que un perfil del docente pareciera una lista de pasos a seguir o un manual de funcionamiento. Plantea la progresiva formación de un maestro o profesor integral, lo cual, se entiende, implicaría el desmontaje de las ofertas de pre grado y post grado, basadas en la especialización por materias o áreas de conocimiento, tanto de las universidades pedagógicas como de las escuelas de educación de diversas universidades y los convenios internacionales para estudios de posgrado. En fin, se plantea un aislamiento total de Venezuela de las corrientes progresistas mundiales en el área educativa.

En cuanto a la bibliografía utilizada, es notorio que de 13 referencias bibliográficas, 10 tienen la autoría del Ministerio Del Poder Popular Para La Educación, una del Ministerio De Educación Cubano y otra de Vygotski que, valga la pena acotar, es de marcada tendencia socialista, la pregunta es, ¿dónde está la pluralidad a la que tanto se hace referencia en las bases filosóficas de dicho documento?.

Principios de la Planificación Educativa en el Sistema BolivarianoNo hay finalidad educativa ni cognitiva en el aprendizaje. Todo se basa en lo social. Nos preguntamos ¿dónde queda el alumno como persona? Y ¿dónde queda el proceso de su construcción individual?

Documento completo: http://www.sanagustinelmarques.com.ve/trabajo_final_avec.doc